dilluns, 5 de gener de 2015

Los músicos del Bandín de Brañalonga.



Los músicos del Bandín de Brañalonga.
Los músicos de Brañalonga eran cinco: Aurelio Pérez Martínez, Fernando y Julio González Peláez y Darío y Silvino Peláez Cuervo, todos ellos muy jóvenes y vecinos de Brañalonga (Tineo). Formaban el grupo musical denominado "El Bandín Republicano".
Con excepción de Aurelio, que se había unido al Ejército Popular, el resto fueron detenidos en octubre de 1936 por una patrulla de Guardia Civil y Falange junto a tres amigos, que podrían ser: Francisco González Prado, de 17 años, vecino de Ovés-La Espina; Bernabé Fernandez Alonso y un parroquiano de Socolinas cuya identidad desconocemos.
Su delito estaba en el nombre de la orquesta y en que habían entonado varias veces en sus actuaciones el himno de Riego. El de todos los españoles, el de un régimen legalmente constituido.
Los llevaron andando hasta La Espina, donde esperaba un camión con más prisioneros y de allí a Brieves (Valdés), permaneciendo retenidos durante ocho días en la casa vieja del "Ferreiro". El día 24 de ese mismo mes les obligaron sacar patatas en una finca y luego a tocar varias canciones. A continuación una patrulla integrada por miembros de la Guardia Civil y Falange los asesinó a tiros de fusil, con disparo de gracia en la nuca.
La matanza tuvo lugar al lado de la carretera, a la altura de la “curva Fervencia”, entre Brieves y Trevías, cerca del río Esva, en las proximidades de donde está actualmente la gasolinera. Sus cuerpos sangrientos molestaron a las autoridades locales, por lo que contrataron a “Chamín” el de Brieves, propietario de una pareja de bueyes, para que los llevara a enterrar al cementerio de Carcedo.
Tomado del libro "Guerra Civil, franquismo y represión en el concejo de Salas"
Verdad, Justicia y Reparación.