dijous, 15 de gener de 2015

Yasmina Triguero reclamará al Principado que adquiera la finca de La Lloba. El Gobierno regional plantea la posibilidad de instalar un monolito en memoria de quienes «dieron la vida por la libertad y la democracia».


http://www.elcomercio.es/aviles/201501/14/yasmina-triguero-reclamara-principado-20150114001507-v.html


  • El Gobierno regional plantea la posibilidad de instalar un monolito en memoria de quienes «dieron la vida por la libertad y la democracia».

Angela Vallina y Noemí Martín, en la inauguración del monolito en El Pinar. / MARIETA
  • 0
  • 2
El Ayuntamiento de Castrillón solicitará al Principado de Asturias que adquiera la finca de La Lloba donde se encuentra una fosa común en la que el Gobierno regional quiere instalar un monolito para homenajear «a los que dieron la vida por la libertad y la democracia».
Así lo confirmó la alcaldesa, Yasmina Triguero, que basa su petición en los contenidos de la Ley de Memoria Histórica que ampara el reconocimiento a las víctimas de la Guerra Civil. «Nuestra posición política es clara», afirmó Triguero, «en la Ley de Memoria Histórica existe un deber de protección. Estamos de acuerdo en que se instale el monolito, pero nuestro deseo es proteger ese espacio y dignificarlo».
De esta manera, la aspiración del equipo de gobierno local es enriquecer la idea inicial del Principado, que se limitaría a instalar un monolito. En Castrillón ya existe uno de estas características, ubicado en El Pinar de Salinas e inaugurado en 2011 por las entonces alcaldesa, Angela Vallina, y la consejera de Bienestar Social, Noemí Martín.
Un precedente
Sin embargo, en la fosa común de La Lloba existe una diferencia sustancial. Si en Salinas, el homenaje se realizó en terreno público, en La Lloba se trata de una finca privada.
«Esto obligaría a colocar el monolito en el arcén de una carretera. Si queremos recordar con dignidad a las víctimas del franquismo, creo que se debería adquirir toda la finca o, por lo menos, la parte donde se encuentra la fosa común», comentó Yasmina Triguero. Además, la utilización del arcén obliga a un proceso más complejo, ya que habría que solicitar autorización a la administración titular de la vía.
La alcaldesa cuenta con un referente a su favor. La compra, en el año 2010, en San Miguel de la Barreda, en Siero, de la finca donde se encuentran los restos de 18 represaliados durante la Guerra Civil. En su momento, supuso una inversión de 50.000 euros.
La finca de La Lloba se encuentra catalogada como suelo rústico, sin posibilidad de edificar y, en la actualidad, carece de cualquier tipo de actividad. «La inversión no debería ser muy diferente a la de Siero y el Principado la podría asumir», comentó. De momento, los técnicos municipales recopilan toda la documentación sobre la propiedad para informar al Principado e impulsar el proyecto de homenaje.

Cap comentari: