dijous, 22 de desembre de 2016

Amnistía critica las contradicciones del PSOE con los crímenes del franquismo.

http://www.infolibre.es/noticias/politica/2016/12/21/amnistia_critica_las_contradicciones_del_psoe_con_los_crimenes_del_franquismo_59019_1012.html



  • Los socialistas rechazan modificar la ley para investigar a torturadores franquistas pero apuestan por una comisión de la verdad
  • La organización comienza a reunirse con grupos parlamentarios para exigir "verdad, justicia y reparación"

Publicada 21/12/2016 a las 14:01Actualizada 21/12/2016 a las 14:58  
Facebook0
0TwitterMas Redes
Concentración de Amnistía frente al Congreso por los crímenes del franquismo.
Concentración de Amnistía frente al Congreso por los crímenes del franquismo. 
Efe
Amnistía Internacional (AI) ha denunciado este miércoles ante las puertas del Congreso de los Diputados la contradicción del PSOE con respecto a los crímenes del franquismo, ya que a principios de mes apostó por una comisión de la verdad sobre la Guerra Civil y la dictadura y este martes votó en contra de una iniciativa de Unidos Podemos, que proponía excluir de la Ley de Amnistía a presuntos torturadores. La organización se ha reunido con portavoces de la coalición morada y de ERC de la Comisión de Justicia del Congreso con motivo de su campaña #JusticiaPorNavidad. Reivindica que España "si no investiga, que deje investigar a Argentina": a su jueza María Servini, cuya querella sobre las fechorías del régimen fascista ha sido obstaculizada por la justicia española.

La organización ha inaugurado este miércoles una ronda de contactos con la mayoría de fuerzas parlamentarias, excluyendo a PP y Ciudadanos, que han rechazado reunirse sobre este tema. Con el PSOE también lo harán, en parte para achacarles esa contradicción que el investigador de AI Ignacio Jovtis ha reconocido a preguntas de los periodistas. "Les trasmitiremos esa incongruencia de apoyar por un lado y luego quitar. Teniendo en cuenta que la Ley de Amnistía es uno de los principales obstáculos para investigar acá", afirmó el activista.

La Proposición No de Ley de Unidos Podemos apostaba por modificar la Ley de Amnistía, de 1977, para que a los torturadores del franquismo no se les pudiera aplicar. Bajo la óptica de la formación, el texto ha pasado de ser una herramienta legal "útil" a un instrumento contrario a los derechos humanos. El diputado socialista Artemi Rallo recurrió a la jurisprudencia del Tribunal Supremo para señalar que aunque la norma fuera derogada sería imposible juzgar los crímenes franquistas como de lesa humanidad.

En el mismo discurso en la Comisión de Justicia del Congreso, el diputado alabó la Ley de Memoria Histórica de Zapatero, que la comisión de la verdad que su grupo pretende implantar busca potenciar. Dicha comisión demostrará, en palabras del responsable de Justicia y Libertades Públicas de la Comisión Gestora del PSOE, Francesc Antich, de principios de diciembre, "el compromiso constante de los socialistas con la recuperación de la dignidad de las víctimas".

Jovtis ha recordado el lema de la campaña de Amnistía junto a un árbol de Navidad plantado justo enfrente de la Cámara Alta: "La justicia no está de adorno". "Exigimos que se investiguen las denuncias sobre graves violaciones de derechos humanos cometidos durante el franquismo y que se colabore con la justicia argentina, que está intentando investigar. Hay 19 imputados de distintas vulneraciones. Torturas, bebes robados…", recordó el investigador, que exigió "verdad, justicia y reparación" a las víctimas.

La jueza María Servini, de Argentina, es la que ha imputado a estos 19 investigados en la llamada querella argentina. Una causa bloqueada, ya que la Fiscal General del Estado, Consuelo Madrigal, reclamó en octubre a todas las fiscalías que se opongan a la práctica del auxilio judicial invocado por la magistrada para poder interrogar a estas personas, acusadas de cometer crímenes contra la humanidad durante la dictadura franquista.

Precisamente, Amnistía Internacional ha pedido a ERC y Unidos Podemos que exijan al Gobierno adherirse a la Convención sobre la imprescriptibilidad de los crímenes de guerra y de lesa humanidad, que España se resiste a firmar desde 2013.