diumenge, 15 de març de 2015

El Gobierno se niega a reconocer la nacionalidad a los hijos y nietos de españoles en el exterior


http://www.diarioprogresista.es/el-gobierno-se-niega-a-reconocer-la-nacionalidad-a-los-hijos-61781.htm


Los descendientes de españoles en Latinoamérica reclaman que España reabra la posibilidad de adoptar su ciudadanía. Sobre todo después de que, desde la llegada del PP al Gobierno, muchos jóvenes que ya la habían logrado entre 2007 y 2011, haciendo uso de la Ley de Memoria Histórica, no hayan podido consolidarla por lo que definen como "normativas confusas".

DOMINGO, 15 DE MARZO DE 2015
DIARIO PROGRESISTA


Ahora, a través del Centro de Descendientes Españoles Unidos (Ce.DEU), una organización con sede en varios países de la región, solicitan que el Gobierno español restituya esa posibilidad aprovechando un proyecto de reforma del Código Civil que ya está en el Congreso español y permitirá a los descendientes de los judíos sefardíes expulsados de España en 1492 obtener el pasaporte español sin renunciar a su nacionalidad.

“Creemos que la decisión beneficiaría a menos de 300 mil personas y se terminaría con numerosas injusticias: por ejemplo, hay familias que tienen que hacer colas separadas al ingresar a España, porque algunos miembros tienen pasaporte español y otros no, por cuestiones arbitrarias”, explicó Juan Manuel de Hoz, coordinador en Argentina de Ce.DEU. 

En la organización apuntan a casos puntuales que se verían beneficiados si prospera su reclamo: el de los nietos de abuela española que no pudieron lograr el pasaporte español porque la mujer española no transmitía la nacionalidad hasta la entrada en vigencia de la constitución de 1978; el caso de aquellos hijos mayores de edad de aquellos españoles que les fue reconocida la nacionalidad por la Ley de Memora Histórica, ya que por ser mayores de edad cuando tuvo vigor la anterior ley, entre 2007 y 2011, no pudieron acceder al beneficio; los nietos de españoles cuyos abuelos debieron nacionalizarse al inmigrar por razones laborales o políticas y perdieron así el derecho, así como los nietos a los que se les retiró la ciudadanía al llegar a la mayoría de edad, por no cumplir con un trámite administrativo de ratificación de esa ciudadanía.

El debate está instalado. De hecho, el PSOE, conjuntamente con toda la oposición, presentó enmiendas al proyecto de ley de nacionalidad de los sefaradíes incorporando los reclamos de la Ce.DEU. Pero su aprobación depende de los votos del PP. 

En Ce.Deu aspiran a que tenga peso, en un año electoral, el 1,8 millón de españoles en el exterior que pueden elegir autoridades autonómicas y de Gobierno en las elecciones y tienen familiares que desean sacar la ciudanía, pero no pueden. Cabe destacar que el Gobierno, a pocos meses de quedar disueltas las Cortes, pretende presentar una proposición no de ley, lo que no tiene efecto legislativo, en lugar de aprovechar el proyecto de nacionalidad para los sefardies, y por el que también se modificará la adquisición de la nacionalidad por residencia.