dimarts, 23 de juny de 2015

Cazarabet conversa con... Fernando Hernández Sánchez, coautor del prólogo y notas de la reedición de "Soy del 5º Regimiento. Primer libro de Madrid".


http://www.cazarabet.com/conversacon/fichas/fichas1/regimiento.htm


La Librería de El Sueño Igualitario

1781011_858779040828967_4071583796438903029_o.jpgCazarabet conversa con...   Fernando Hernández Sánchez, coautor del prólogo y notas de la reedición de "Soy del 5º Regimiento. Primer libro de Madrid", de Manuel D. Benavides (Renacimiento)


Un libro, una gran novela, que vuelve a nosotros con la edición de Almudena Doncel López y Fernando Hernández Sánchez desde la editorial Renacimiento, dentro de su colección Biblioteca del Rescate .
Renacimiento ya es una editorial consagrada y de las que son toda una garantía…esta vez recoge y se hace con un libro especial SOY DEL 5º REGIMIENTO de Manuel D Benavides, una gran pluma que tenía mucho qué contar y qué decir , pero al que la muerte le visitó, demasiado pronto, y en el exilio…pero tuvo tiempo, desde su trabajo y su mirada, de dejarnos joyas como la presente que narra los días previos a la Guerra Civil  y unos días después del alzamiento  del 5º Regimiento..con un estilo y una especie de gracia especial…..Benavides le infunde al relato una fuerza y una personalidad que nos contagiará en la lectura y , seguro, que querrán acercarse a más cosas de este escritor….
En esta ocasión Renacimiento cuida esta edición desde las plumas y la esmerada especialidad de Fernando Hernández Sánchez, como historiador y Almudena Doncel, como filóloga…los dos redondean el relato de Benavides y convierten a esta lectura en algo casi, casi imprescindible.
Lo que nos cuenta Renacimiento del libro:
La novela transcurre entre las vísperas del levantamiento militar y los primeros combates en la sierra de Guadarrama. Asistimos al fatídico avance de la conspiración y a la desesperante impotencia de un gobierno atenazado por el respeto a la legalidad, la búsqueda fallida de un último entendimiento con los rebeldes y el temor al desbordamiento popular.
Benavides describe el momento crucial de una revolución. La República, anclada en la legalidad y confiando en sus recursos para mantener el orden, se desmorona ante la brutal acometida de una parte de su propio ejército. Se abre una situación impredecible en la que el único sustento para un gobierno de republicanos burgueses es la efervescencia revolucionaria de unas clases populares dispuestas a defender con las armas los magros logros conquistados.
Decía Manuel Tuñón de Lara a propósito de la obra de Max Aub que, si alguna vez ardían todos los archivos sobre la guerra de España, siempre quedarían El laberinto mágico y otras obras coetáneas para recuperar la dimensión humana del conflicto y sus actores. Con la recuperación de Soy del 5º Regimiento de Manuel D. Benavides se añade un elemento más a ese acervo de la memoria colectiva.

Manuel D. Benavides (Ponteareas, 1895-México DF, 1947). Periodista y escritor. Fue corresponsal de Ahora, Estampa, El Liberal y Treball. En 1932 ingresó en la Agrupación Socialista Madrileña. En 1934 publicó su obra más famosa, El último pirata del Mediterráneo. A raíz de la revolución de octubre fue detenido e ingresó en prisión. Durante la guerra civil fue comisario de la flota republicana. En 1938 asistió a la Conferencia de la Asociación Internacional de Escritores para la Defensa de la Cultura. Se exilió en México, donde militó en el Círculo Jaime Vera que agrupaba a los seguidores de Negrín. Al final de su vida abandonó el PSOE e ingresó en el PCE.
Los encargados de esta edición:
Fernando Hernández Sánchez; es Doctor en Historia Contemporánea y Profesor de Didáctica de las Ciencias Sociales en la Universidad Autónoma de Madrid y profesor de Secundaria.
Almudena Doncel López: es licenciada en Filología Hispánica y Profesora de Lengua Castellana y Literatura en la Enseñanza Secuendaria.
Te gustará saber:


Cazarabet conversa con Fernando Hernández Sánchez:
Fernando-Hernandez-Sanchez.jpg-Acércanos un poco, Fernando, a la historia del 5º Regimiento… el cómo surge y el por qué… porque es un poco particular…
-El 5º Regimiento de Milicias Populares surge en Madrid en los primeros momentos de la sublevación militar. Estaba integrado fundamentalmente por militantes del Partido Comunista. El PCE llevaba tiempo preparándose para contrarrestar una intentona golpista. A efectos de información, contaba con un aparato propio, el denominado “aparato anti-M” (anti militarista) que funcionaba en el interior de los cuarteles, formado por los activistas que se encontraban cumpliendo su servicio militar obligatorio. El aparato anti-M, dirigido por Enrique Líster fue fundamental para recabar datos sobre la fidelidad de la oficialidad y las guarniciones, especialmente en Madrid. Fueron ellos los que sofocaron el golpe en unidades clave. A ello había que unir la actuación de la Milicias Antifascistas Obreras y Campesinas (MAOC), las fuerzas de autodefensa comunistas, con Modesto al mando que se movilizaron para combatir a los sublevados, armándose de inmediato. Aplastada la sublevación, tras la toma del emblemático Cuartel de la Montaña, las MAOC crearon un puesto de mando e instrucción en un convento de la calle Francos Rodríguez, en el barrio de Cuatro Caminos, de donde salieron las primeras unidades de voluntarios hacia el frente de la sierra. Como en Madrid había cuatro regimientos de guarnición, estas nuevas unidades se autodenominaron 5º Regimiento.
-¿Cómo les pilla el alzamiento de los militares sublevados en julio del 36?
-Vigilantes. El rumor sobre la inminencia de un pronunciamiento parecía evidente para todo el mundo, menos para algunos miembros del gobierno. Hay que señalar que, para un gabinete de republicanos burgueses, el peligro potencial venía más de una revuelta anarquista que de un golpe militar que creían debilitado con la dispersión geográfica del generalato desafecto. Sin embargo, las organizaciones de la izquierda no dejaron de alertar sobre el peligro. Jesús Monzón informó a Madrid de los movimientos del requeté navarro y de su acumulación de armas merced al contrabando, y en la Casa de Pueblo de Madrid, en la calle Piamonte, la luz roja que coronaba la antena de radio sobre su azotea permaneció permanentemente encendida en señal de alerta en los días previos.
-¿Cómo fueron los primeros combates del 5º Regimiento?
-Aparte de en los cuarteles de Madrid, las unidades del 5º, en particular las Compañías de Acero, se bregaron en los combates de la sierra, en la contención de las fuerzas facciosas que provenían de la meseta norte. Fueron choques de columnas, agrupaciones heterogéneas en personal militar y civil y armamento, propios de una fase inicial de la guerra caracterizada por la movilidad y la indefinición de los frentes.
-Durante la II República en el período denominado o conocido como el “bienio negro” se crearon grupos de protección para los “mandos” y personas más destacadas de la política del Partido Comunista y del Socialista, JSU….así, también, estos grupos protegían las sedes políticas del PC, del Partido Socialista en las ciudades, pueblos…. ¿es éste el germen del 5º Regimiento?
-Efectivamente, como ya he señalado antes, el origen del 5º Regimiento hay que rastrearlo, en parte,  en la existencia de las MAOC, así como en el funcionamiento del aparato anti-M. Operaban así de acuerdo al principio organizativo leninista de que todo partido de estructura bolchevique debía contar con un aparato ilegal o clandestino, para ser empleado cuando la coyuntura lo requiriese.
- ¿Eran como  grupos de autodefensa?  Cuando actuaban como grupos de autodefensa: ¿qué particularidades tenían y qué prácticas  secundaron?; ¿hoy en día se llamarían paramilitares? 
-No eran grupos exclusivamente de autodefensa: como demostraré en un próximo estudio, también operaron como grupos de acción en periodos de tensión y semiclandestinidad, llevando a cabo “expropiaciones” –asaltos  a bancos y pagadurías con fines políticos- y represalias contra enemigos políticos y sociales –falangistas,japistas, esquiroles…- Quizás se les podría catalogar como paramilitares a partir del momento en que empezaron a recibir adiestramiento de combate por parte de oficiales antifascistas – conocidos son los casos del teniente Castillo, el capitán Faraudo y otros mandos pertenecientes a la Unión Millitar Republicana Antifascista (UMRA)-, pero eso fue ya en fechas muy próximas a la sublevación,
33950097.jpg49382230.jpg-Eran pues como una milicia que terminó integrándose en el Ejército Popular de la II República en su Brigada Mixta(la primera) en la 11 División…¿cómo fue la integración?; ¿Con qué principales problemas se encontraron? ; ¿Fueron la organización y la disciplina un problema?
-La integración del 5º Regimiento, así como del resto de fuerzas de base miliciana y reclutamiento voluntario, se produce con el decreto del gobierno de Largo Caballero que crea el Ejército Popular Regular, y que concluye en torno a comienzos de 1937. Ya se sabe que fue un proceso no sin alguna contestación, cuyos principales problemas se derivaron por la pugna por la hegemonía en su seno, ya fuera en la atribución de mandos, ya en el porcentaje de comisarios políticos, esa institución de nuevo cuño – en España, no en otros casos de ejércitos revolucionarios, como el jacobino y el bolchevique- fundada para alentar el carácter político del nuevo ejército.
-El 5º regimiento al ser una unidad voluntaria, ¿presentaba como algunas características que no tenían otras unidades del Ejército Popular de la República?
-Su rasgo principal fue su hegemonía comunista y, por tanto, su férrea disciplina, lo que le convirtió en objeto de admiración y ejemplo por parte de no pocos de los militares profesionales que mantuvieron su lealtad a la Republica.
-Estamos ante una novela histórica de mucho peso ¿Qué creéis que tiene de atractivo este texto desde la idiosincrasia de novela histórica….? (no por ser novela debemos confundirlo con ser algo vinculado a la ficción)
-Se trata de un fresco, valga la paradoja, del ambiente combustible de Madrid en vísperas del estallido de la tragedia. La acción va llevando al lector a asomarse, de forma irremediable, al drama del que va a ser espectador en primera fila. A nuestro juicio, la escena cumbre del libro es la descripción de los prolegómenos y el asalto popular al Cuartel de la Montaña. Otros lo habían hecho, pero no con esa intensidad y con la visión simultanea del dentro y el fuera, del ambiente entre los sublevados y de la atmósfera electrizada de los sitiadores.
-¿Qué creéis que aporta, de particular, la pluma y “la mirada” de Manuel D. Benavides…?
-Una dimensión coral, la de un protagonista colectivo del que el autor destaca cabezas, identidades que conforman la multitud que es mucho más que mera masa, es un protagonista colectivo pero no anónimo. Como decimos en la introducción, el asalto al Cuartel de la Montaña, de haber sido el contrario el resultado de la guerra, sería una de las jornadas memorables del panteón republicano, como la toma de la Bastilla en Francia. Es también la historia de un proceso de conversión personal, el del protagonista, un pequeño propietario de ganado que acaba tomando partido en las filas del pueblo republicano no solo por cuestiones personales (el asesinato de su hermano a manos de pistoleros falangistas) si no por la dinámica nacional y popular, de resistencia contra el invasor, que marca la naturaleza de la propia guerra.
Benavides.jpg-Manuel D. Benavides si se llamase Ken Follet, ¿hubiese reventado los barómetros….qué hace falta en este país para que te valoren, de veras, como escritor de novela histórica?
-Probablemente, pertenecer a la corte de aduladores del poder, ser intelectual orgánico en alguno de los medios entre los que el establishment reparte sus facciones y sus dones o tomar como objeto literario un tema o una época lejana que pueda ser mistificada sin que te desmientan. Benavides no cuadra con ninguno de estos rasgos. Fue un aguijón crítico contra lo peor de la casta de su tiempo, la mafia de Lerroux y Juan March. Vendió decenas de miles de ejemplares de su libro debelador del contrabandista mallorquín y acometió un políptico de la guerra que su temprana muerte truncó en sus inicios, dejando solo en esta descomunal tarea a Max Aub. Que la historia canónica de la Literatura que se enseña en nuestras aulas no los tenga en cuenta es la prueba evidente de que uno de los motivos de los sublevados para su felonía fue garantizar el disfrute exclusivo del país para sí y para los mediocres de sus descendientes.
Benavides_Prensa_Dcbre_1935.jpg-Manuel D. Benavides maneja la situación todo el rato y no deja escapar casi nada, aún así…me atrevería a decir que nunca imaginó terminar en el exilio y con esa especie de desesperanza… ¿qué nos puedes decir?
-Como en el caso de Aub, la derrota debió ser para ellos un golpe terrible. A la pérdida de la patria hay que añadir, en su caso, que la postura crítica hacia su propio partido y hacia Indalecio Prieto condujo a que fueran expulsados en 1946 por su alineamiento con Negrín. Una doble derrota que, en el caso de Benavides, amargó seguramente lo poco que le quedaba de vida.
-Todas estas plumas que vienen recuperando editoriales como Renacimiento me recuerdan a Sender, Barea y a una tristeza como permanente…estando con la edición de este libro de Benavides ¿cómo te has sentido?; ¿has palpado como esa tristeza y desesperanza que sí me parece que está como presente?
-Cierto, trasmite una palpable sensación de melancolía. La frustración derivada del hecho de que un pueblo capaz de haber acometido lo que ningún otro hizo en la Europa de entonces en parecidas circunstancias, esto es, resistir la implantación del fascismo con las armas durante casi tres años, merecía mejor suerte de la que tuvo. Pero, como sentenció amargamente Albert Camus, en España aprendimos que se podía tener razón,  y perder.



17983Soy del 5º Regimiento. Primer libro de Madrid. Manuel D. Benavides. Prólogo y notas de Almudena Doncel López y Fernando Hernández Sánchez
276 páginas       15 x 21 cms.
20,00 euros
Renacimiento



La novela transcurre entre las vísperas del levantamiento militar y los primeros combates en la sierra de Guadarrama. Asistimos al fatídico avance de la conspiración y a la desesperante impotencia de un gobierno atenazado por el respeto a la legalidad, la búsqueda fallida de un último entendimiento con los rebeldes y el temor al desbordamiento popular.
Benavides describe el momento crucial de una revolución. La República, anclada en la legalidad y confiando en sus recursos para mantener el orden, se desmorona ante la brutal acometida de una parte de su propio ejército. Se abre una situación impredecible en la que el único sustento para un gobierno de republicanos burgueses es la efervescencia revolucionaria de unas clases populares dispuestas a defender con las armas los magros logros conquistados.
Decía Manuel Tuñón de Lara a propósito de la obra de Max Aub que, si alguna vez ardían todos los archivos sobre la guerra de España, siempre quedarían El laberinto mágico y otras obras coetáneas para recuperar la dimensión humana del conflicto y sus actores. Con la recuperación de Soy del 5º Regimiento de Manuel D. Benavides se añade un elemento más a ese acervo de la memoria colectiva.

Manuel D. Benavides (Ponteareas, 1895-México DF, 1947). Periodista y escritor. Fue corresponsal de Ahora, Estampa, El Liberal y Treball. En 1932 ingresó en la Agrupación Socialista Madrileña. En 1934 publicó su obra más famosa, El último pirata del Mediterráneo. A raíz de la revolución de octubre fue detenido e ingresó en prisión. Durante la guerra civil fue comisario de la flota republicana. En 1938 asistió a la Conferencia de la Asociación Internacional de Escritores para la Defensa de la Cultura. Se exilió en México, donde militó en el Círculo Jaime Vera que agrupaba a los seguidores de Negrín. Al final de su vida abandonó el PSOE e ingresó en el PCE.

_____________________________________________________________________
LA LIBRERÍA DE CAZARABET - CASA SORO (Turismo cultural)
c/ Santa Lucía, 53
44564 - Mas de las Matas (Teruel)
Tlfs. 978849970 - 686110069