dilluns, 5 d’octubre de 2015

Tráiler Campos sin Memoria


Alrededor de una docena de campos de concentración rodearon la ciudad de Sevilla como una infamante corona de espinas durante la Guerra Civil y buena parte del franquismo. Cien mil presos políticos trabajaron como mano de obra esclava en las conocidas “colonias penitencias” del franquismo. En toda Andalucía, se ubicaron 55 campos durante la dictadura. El documental Campos sin Memoria recuerda los restos de aquellos centros de dolor, donde los presos fueron convertidos en esclavos tras la llegada del general Queipo de Llano a la capital andaluza en el verbo del 36. Su mano de hierro convirtió al ayuntamiento de Sevilla en la primera administración en hacer uso de esta mano de obra gratuita.



Cap comentari: