divendres, 15 de juliol de 2016

«Hemos localizado 167 víctimas del franquismo, pero muchas sin identificar»


http://www.hoy.es/extremadura/201607/14/hemos-localizado-victimas-franquismo-20160714223448.html#comments


  • Laura Muñoz Encinar, Arqueóloga y antropóloga forense, presentó ayer la primera tesis doctoral de la región en la que se aborda la represión de la Guerra Civil y la posguerra

  • Laura Muñoz Encinar leyó ayer su tesis sobre la represión. / A. MÉNDEZ

  • «La represión franquista ejercida en España tras el golpe de estado del 17 de julio de 1936 provocó la muerte de 13.205 personas en Extremadura. De ellas,9.293 fueron ejecutadas de forma irregular, sin que pasaran por ningún procedimiento judicial. Fueron detenidos ilegalmente por motivos políticos y su rastro se pierde en el proceso represivo, eliminadas mediante la aplicación directa del bando de guerra entre julio de 1936 y 1948. Los cuerpos de estas personas fueron enterrados en fosas comunes, arrojados a cauces de ríos o sepultados en minas». La arqueóloga y antropóloga Laura Muñoz Encinar acota con estas palabras la temática de la tesis doctoral que presentó ayer en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Extremadura, en el campus cacereño.
    ‘De la exhumación de cuerpos al conocimiento histórico. Análisis de la represión irregular franquista a partir de la excavación de fosas comunes en Extremadura (1936-1948)’ es el título de su trabajo, dirigido por el profesor Julian Chaves Palacios y en cuyo tribunal figura, entre otros académicos, el reputado doctor Francisco Etxeberría, que ha formado parte de los equipos investigadores de los restos de Salvador Allende y Víctor Jara, de la memoria histórica de la Guerra Civil Española o del hallazgo de los posibles restos óseos de Miguel de Cervantes. La investigación de Laura Muñoz Encinar es la primera que ordena todo el material obtenido en Extremadura.
    –¿Qué aporta su tesis?
    –El aporte principal de la tesis es que se realiza un análisis de la represión franquista durante la Guerra Civil y la dictadura a partir de la Arqueología y la Antropología forenses como disciplinas, cómo estas disciplinas aportan conocimiento histórico. El planteamiento principal de la tesis es cómo los datos que se infieren a partir de la investigación de las fosas comunes pueden esclarecer hechos hasta el momento desconocido, manipulados o tergiversados. Es una base empírica, porque lo que sucede con estas víctimas es que no sabemos qué pasó con ellas, cómo fueron detenidas, cómo las ejecutaron.
    –¿Los cuerpos se han identificado con nombres y apellidos?
    –No, de los 167 cuerpos hay muchos de ellos que están sin identificar. Algunos sí que se ha podido, hay casos en los que los familiares no perseguían la identificación individual, sino que pretendían recuperar los restos y se han hecho actos colectivos de conmemoración. Otro de los grandes problemas que nos hemos encontrado en Extremadura es que como no existe documentación en la mayoría de los casos, aquellas víctimas que pertenecen a conflictos en los que la represión muy fuerte, como áreas de retaguardia como Escurial o Miajadas o el campo de concentración de Castuera, no contamos con datos para poder identificarlos, porque hablamos de cientos de personas.
    Lee la entrevista completa en la edición impresa y Kiosko y Más.