dilluns, 22 de febrer de 2016

22 de febrero de 1939-2016. En el aniversario de la muerte de D. Antonio Machado.




http://www.buscameenelciclodelavida.com/2013/02/antonio-machado-in-memoriam.html

http://www.cervantes.es/bibliotecas_documentacion_espanol/biografias/pekin_antonio_machado.htm

Antonio Machado. Biografía

Antonio Machado
Antonio Cipriano José María Machado Ruiz. (Sevilla, 26 de julio de 1875 - Coillure, Francia, 22 de febrero de 1939). Poeta, dramaturgo y narrador español, poeta emblemático de la Generación del 98.

Realiza sus estudios en la Institución Libre de Enseñanza y posteriormente completa sus estudios en los institutos San Isidro y Cardenal Cisneros. Realiza varios viajes a París, donde conoce a Rubén Darío y trabaja unos meses para la editorial Garnier.
En Madrid participa del mundo literario y teatral, formando parte de la compañía teatral de María Guerrero y Fernando Díaz de Mendoza. En 1907 obtiene la cátedra de Francés en Soria. Tras un viaje a París con una beca de la Junta de Ampliación de Estudios para estudiar filosofía con Bergson y Bédier, fallece su mujer - con la lleva casado tres años -  y este hecho le afecta profundamente. Pide el traslado a Baeza, donde continúa impartiendo francés entre 1912 y 1919, y posteriormente se traslada a Segovia buscando la cercanía de Madrid, destino al que llega en 1932. Durante los años que pasa en Segovia colabora en la universidad popular fundada en dicha ciudad.
En 1927 ingresa en la Real Academia y un año después conoce a la poetisa Pilar de Valderrama, la "Guiomar" de sus poemas, con la que mantiene relaciones secretas durante años. 
Durante los años veinte y treinta escribe teatro en colaboración con su hermano Manuel. En la Guerra Civil Machado no permanece en Madrid ya que es evacuado a Valencia en noviembre de 1936. Participa en las publicaciones republicanas y hace campaña literaria. Colabora en Hora de España y asiste al Congreso Internacional de Escritores para la Defensa de la Cultura. En 1939 marcha a Barcelona, desde donde cruza los Pirineos hasta Coillure. Allí fallece al poco tiempo de su llegada.
En la evolución poética de Antonio Machado destacan tres aspectos: el entorno intelectual de sus primeros años, marcado primero por la figura de su padre, estudioso del folclore andaluz, y después por el espíritu de la Institución Libre de Enseñanza; la influencia de sus lecturas filosóficas, entre las que son destacables las de Bergson y Unamuno; y, en tercer lugar, su reflexión sobre la España de su tiempo. La poética de Ruben Darío, aunque más acusada en los primeros años, es una influencia constante.
El teatro escrito por los hermanos Machado está marcado por su poética y no permanece en los límites del teatro comercial del momento. Sus obras teatrales se escriben y estrenan entre 1926 (Desdichas de la fortuna o Julianillo Valcárcel) y 1932 (La duquesa de Benamejí) y consta de otras cinco obras, además de las dos citadas. Son Juan de Mañara (1927), Las adelfas (1928), La Lola se va a los puertos (1929), La prima Fernanda (1931) - escritas todas en verso - y El hombre que murió en la guerra, escrita en prosa y no estrenada hasta 1941. Además, los hermanos Machado adaptan para la escena comedias de Lope de Vega como El perro del hortelano o La niña de Plata, así comoHernani de Víctor Hugo.
                                                          [Texto revisado agosto 2014]





http://www.foroporlamemoria.info/2016/02/22-de-febrero-de-1939-2016-en-el-aniversario-de-la-muerte-de-d-antonio-machado/


Emilio Sales Almazán, 19 febrero 2016
6Como cada 22 de este mes nos viene a la Memoria la muerte de aquel poeta


Como cada 22 de este mes nos viene a la Memoria la muerte de aquel poeta que además de ser uno de las mayores exponentes de la poesía en castellano fue, por encima de todo, un hombre bueno. Tal fecha como esta, hace setenta y siete años, moría en la localidad francesa de Colliure, triste, cansado, a la orilla del mar, alguien que nos dejó versos que nunca nos dejarán de acompañar. Estaba viendo que decir en mi modesto homenaje al autor de Campos de Castilla, al trovador que cantó al olmo seco (Al olmo viejo, hendido por el rayo  y en su mitad podrido, con las lluvias de abril y el sol de mayo algunas hojas verdes le han salido…..)
Buscando las palabras que dieran forma a este testimonio de admiración encontré las que, con mejor estilo y autoridad, dedicó el que posteriormente sería Premio Nobel de Literatura, Pablo Neruda años después. Dijo sobre este trágico acontecimiento: “Y antes de morir se convierte en lo sagrado de esta época, en el grande y venerable árbol de la poesía española, a cuya sombra canta y combate y se desangra la libertad humana”
En homenaje al poeta la Alianza de Intelectuales en Defensa de la Cultura de Chile organizó un acto al que Neruda no pudo asistir por una operación quirúrgica       , pero envió un escrito de adhesión en estos términos: “Antonio Machado, para los poetas de mi edad en España, para la brillante generación de García Loca, Alberti, Salinas, Altolaguirre…era la primera figura de la poesía española tradicional, como García Lorca era la primera figura de la moderna poesía. Nos han asesinado, pues, a nuestros dos grandes poetas”.
Todavía en 1972 recordaba al poeta sevillano ( “Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla, y un huerto claro donde madura el limonero; mi juventud, veinte años en tierras de Castilla; mi historia, algunos casos que recordar no quiero…”) en una entrevista concedida al periodista Tico Medina para el suplemento dominical del Abc: “Era una venerable figura, muy serio, muy simpático, muy sobrio en su vida. Además, al revés de otro gran poeta de su época, era una persona de gran bondad que no se preocupaba del chisme literario, sino de una especie de profundidad castellana que llevaba dentro. A nosotros, poetas de mi generación, nos interesaba mucho más Machado, con su clasicismo profundo y tan serio, que muchas otras figuras que se han visto alagadas por una época. Sin embargo, la poesía de Machado va siendo cada vez más central, más medular, dentro de la poética española. Como le digo, le conocí poco, le vi pocas veces, pero tuve mucho respeto por él y él tuvo mucha deferencia por mí”.
Creo que las eruditas palabras de Pablo Neruda definen de la mejor manera quien fue este gran poeta y mejor persona.
Para acabar traigo al papel una de las más hermosas y comprometidas composiciones poéticas de . Antonio Machado, “Del pasado efímero”:
Este hombre del casino provinciano / que vio a Carancha recibir un día,
tiene mustia la tez, el pelo cano, / ojos velados por melancolía;
bajo el bigote gris, labios de hastío, / y una triste expresión, que no es tristeza,
sino algo más y menos: el vacío / del mundo en la oquedad de su cabeza.
Aún luce de corinto terciopelo / chaqueta y pantalón abotinado,
y un cordobés color de caramelo, / pulido y torneado.
Tres veces heredó; tres ha perdido / al monte su caudal: dos ha enviudado.
Sólo se anima ante el azar prohibido, / sobre el verde tapete reclinado,
o al evocar la tarde de un torero, / la suerte de un tahúr, o si alguien cuenta
la hazaña de un gallardo bandolero, / o la proeza de un matón, sangrienta.
Bosteza de política banales / dicterios al gobierno reaccionario,
y augura que vendrán los liberales, / cual torna la cigüeña al campanario.
Un poco labrador, del cielo aguarda / y al cielo teme; alguna vez suspira,
pensando en su olivar, y al cielo mira / con ojo inquieto, si la lluvia tarda.
Lo demás, taciturno, hipocondríaco, / prisionero en la Arcadia del presente,
le aburre; sólo el humo del tabaco / simula algunas sombras en su frente.
Este hombre no es de ayer ni es de mañana, / sino de nunca; de la cepa hispana
no es el fruto maduro ni podrido, / es una fruta vana
de aquella España que pasó y no ha sido, / esa que hoy tiene la cabeza cana.
_________________________



Búscame en el ciclo de la vida ha compartido su foto.
18 horas

Foto de Búscame en el ciclo de la vida.
Búscame en el ciclo de la vida
Hace 57 años, un grupo de poetas españoles rindieron homenaje a Antonio Machado en Collioure (Francia) en el 20º aniversario de su muerte. El acto se celebró el 22 de febrero de 1959 en la ciudad donde murió el poeta sevillano tras salir al exilio.