dimecres, 31 d’octubre de 2012

No estaba muerta, que estaba de parranda.