divendres, 10 d’abril de 2015

Cinismo contra la memoria democrática. Matías Alonso Blasco es coordinador del Grupo para la Recuperación de la Memoria Histórica


http://www.lamarea.com/2015/04/10/cinismo-contra-la-memoria-democratica/


<em>Cinismo contra la memoria democrática</em>
Homenaje tras los actos de conmemoración de los 75 años de la ejecución de las 13 rosas. FERNANDO SÁNCHEZ
10 de abril de 2015
14:39
Ahora resulta que la Sra Aguirre, candidata a la Alcaldía de Madrid, pide al Sr Rajoy que derogue con urgencia las “leyes ideológicas” de Zapatero, y como no podía ser de otra forma, en especial la Ley de la Memoria; la misma señora que cuando a ella le intereso se puso a disposición de todas las familias que aún buscan a sus seres queridos desaparecidos diciendo compartir su dolor con un cinismo sólo comparable al que ha demostrado hoy para marcar distancias y remarcar su pertenencia a la facción más integrista y reaccionaria del Partido Popular cargando contra los más débiles de entre los débiles.
Me hierve la sangre ante tamaño cinismo, demostración de la peor cara de la política, recordando que a la hoy candidata le respondimos en su día tomándole la palabra y remitiéndole de inmediato el caso de Angelita Cuesta, hermana de Carmen, la última de las “13 Rosas”, que buscaban el paradero de los restos de su padre fusilado mientras ella estaba en la cárcel. Pronto comprobamos la verdad de aquella cínica predisposición hacia las víctimas de la Sra Aguirre; pasaron los meses y Angelita y Carmen nunca tuvieron la ayuda prometida; la única carta que recibimos de la Sra Aguirre era para desentenderse del tema diciéndonos lo que ya sabíamos. Esa era la actitud real de una señora que no tuvo escrúpulos para aprovechar aquel dolor en provecho propio. Las últimas de las 13 Rosas fallecieron sin haber satisfecho su anhelo.
Ahora resulta que a Esperanza Aguirre le es más rentable, en vez de mostrarse comprensiva y colaboradora, como entonces, arremeter contra la única esperanza que les queda a miles de ancianos como Angelita y Carmen para cerrar sus antiguas heridas producidas cuando Aguirre y sus amigos vivían plácidamente bajo el manto protector del franquismo asesino. Aquella buena disposición sólo era para aprovechar políticamente la ola de simpatía que generó la ley de la Memoria, pero duró lo que tarda en desaparecer el eco de la noticia que buscaba.
Esto debería enseñarnos una cosa fundamental: la derechona española odia en lo más profundo de su ser aquellos avances de Zapatero, y en especial una Ley como la de la Memoria que deja al descubierto que los padres y abuelos de esa facción franquista sociológica del PP no fueron todo lo honorables que quisieran aparentar para la Historia, y los peores enemigos para ellos son las víctimas vivas que lo atestiguan y la poca gente que les ayudamos. Sabemos quiénes fueron los asesinos; sabemos incluso que muchos de ellos no pueden enseñar tranquilos las escrituras de sus casas o haciendas… por ello molesta la Ley de la Memoria.
Todas las personas tolerantes y demócratas de España debemos impedir que el PP, espoleado por la facción más retrógrada que ahora quiere capitanear la lideresa Aguirre, acabe de destruir los pocos avances que nos quedan tras 35 años de democracia. Debemos usar nuestra mejor arma, el voto consciente e inteligente, para echar democráticamente al PP. Si por hacer el cafre no lo logramos seguramente tras las elecciones sí que satisfagan la cínica petición de Aguirre acabando de derogar la Ley de la Memoria y con ella toda esperanza para los más de 140.000 españoles que aún siguen tirados como perros por cunetas y barrancos de toda nuestra geografía; no es la Ley de la Memoria; es al PP a quien debemos derogar si queremos recuperar la normalidad en las instituciones, la Libertad amenazada y los avances sociales que en cuatro años hemos perdido… de nosotros depende.
Matías Alonso Blasco es coordinador del Grupo para la Recuperación de la Memoria Histórica
Etiquetas
Compartir

Artículos relacionados