dilluns, 2 de novembre de 2015

“Le habían hecho un hoyo para enterrarlo vivo”


http://www.andalucesdiario.es/ciudadanxs/la-memoria-de-los-perdedores/



ANTONIA MERINO / 2 Nov 2015
Cartilla del capitán Miguel Ocaña, fusilado en 1941, y a cuyo hijo también le esperaba una muerte segura.Cartilla del capitán Miguel Ocaña, fusilado en 1941, y a cuyo hijo también le esperaba una muerte segura.

Como todos los años, la fosa 702 del antiguo cementerio de San Eufrasio se convierte cada 1 de noviembre en un lugar de peregrinación para las familias de los represaliados de la dictadura. Bajo una bandera republicana y junto al monumento en honor a las victimas del franquismo, hijos y nietos de fusilados participan este domingo en el homenaje organizado por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Jaén, en el antiguo cementerio civil anexo al camposanto.

Este año, la asociación ha hecho entrega de las copias de los expedientes de los juicios sumarísimos a los familiares de los capitanes José Vega Cózar, de Úbeda, y Miguel Ocaña Yeguas, de Martos; y del que fuera alcalde de Alcalá la Real durante la Segunda República, Salvador Frías Pino.

Un emotivo acto que ha hecho aflorar los recuerdos de Francisca Ocaña, de 84 años, hija del militar republicano Miguel Ocaña que fuera fusilado a los 46 años junto a su hermano Daniel Ocaña Yeguas al terminar la Guerra Civil, en 1941. A pesar del tiempo transcurrido, Francisca se acuerda de que al dolor de la muerte de su padre y de su tío su sumó la pena por la marcha de su hermano mayor, que logró escapar de una muerte segura. “Le habían hecho un hoyo para enterrarlo vivo; menos mal que consiguió huir y cruzar los Pirineos andando”.

FLORES ENTRE LOS JARAMAGOS
Su madre tuvo que esperar nueve años hasta que pudo abrazar de nuevo a su hijo, para lo cual se tuvo que desplazar hasta el sur de Francia donde residía, mientras que el resto de la familia se quedó en Jaén. Con el tiempo ella y su marido marcharon también al país vecino. Allí permanecieron algo más de treinta años, hasta que a principio de los ochenta regresaron a Martos.

A pesar de la distancia y del tiempo transcurrido, reconoce que de vez en cuando los recuerdos se agolpan y le hacen revivir aquellos primeros años de represión y miedo; aunque en su caso, dice, la palabra miedo no hizo mella en su vida. Francisca afirma que, tras la muerte de su padre y de su tío, ella acompañaba a su madre al camposanto para depositar flores en un terreno donde solo había jaramagos y lo hacían en el tren Jaén-Campo Real que pasaba por Martos.

“Fue el conserje del cementerio de San Eufrasio quien nos indicó el lugar donde se encontraban los fusilados. El nos explicó que después de fusilarlos los arrojaban a fosas comunes y les echaban tierra y cal viva... Que yo recuerde, siempre he venido en estas fechas, a pesar de las advertencia de amigos y familias por temor a que nos hicieran o dijeran algo. Siempre he venido, desde que tenía 7 años”, comenta Francisca, que, ajena al debate político sobre la memoria histórica, no logra entender por qué ellos no pueden dar sepultura a sus muertos.

UN CEMENTERIO EN RUINAS
Por su parte, el presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Jaén, Miguel Ángel Valdivia, reitera el compromiso de esta asociación por seguir luchando para que salga adelante la Ley de la Memoria Histórica y especialmente para que los descendientes de las víctimas del franquismo puedan, de una vez por todas, darles una sepultura digna y ver reparada la memoria silenciada por la dictadura. Tras el acto oficial, un grupo de jóvenes afiliados a la CNT-Jaén ha celebrado a continuación su particular homenaje a las víctimas de la dictadura.

Por otro lado, el PSOE, en un comunicado, ha criticado la “deshonrosa” situación en la que se encuentra el cementerio de San Fernando de la capital jiennense, al mismo tiempo que califica de “bochornosa” la del de San Eufrasio. Con respecto a este último, el grupo municipal socialista muestra su “inquietud” y “preocupación”, ya que viene comprobando cómo el equipo de gobierno ‘popular’ hace “casi inviable a estas alturas el planteamiento de un plan de rehabilitación imprescindible para evitar su práctico hundimiento del día a día”.

Se trata, además, de un monumento “imprescindible” para interpretar la historia de la ciudad, y “un espacio fundamental para la Memoria Histórica”, según resalta el PSOE, que afirma que año tras año el “bochorno de los visitantes por la situación del cementerio se va quedando corta, ante unas instalaciones abandonadas a su suerte por el gobierno del PP, sin importarle lo mas mínimo la historia y los sentimientos que encierran para un gran número de jiennenses”.


  • San Eufrasio, un cementerio muerto San Eufrasio, un cementerio muerto
  • "Este Gobierno ha derogado de hecho la Ley de Memoria" “Este Gobierno ha derogado de hecho la Ley de Memoria”
  • El concejal que se vino arriba El concejal que se vino arriba

Cap comentari: