dissabte, 23 de gener de 2016

Entrada 13.700. LA SOCIEDAD ARANZADI INICIA EN OLAVE LABORES PARA LOCALIZAR LOS RESTOS DE FUSILADOS EN 1938


https://aricomemoriaaragonesa.wordpress.com/2016/01/21/la-sociedad-aranzadi-inicia-en-olave-labores-para-localizar-los-restos-de-fusilados-en-1938/


Posted by MEMORIA ARAGONESA en 21/01/2016
LABORES DE PROSPECCIÓN, LOCALIZACIÓN Y EXHUMACIÓN
LA SOCIEDAD ARANZADI INICIA EN OLAVE LABORES PARA LOCALIZAR LOS RESTOS DE FUSILADOS EN 1938
SE CREE QUE ESTÁN ENTERRADAS EN UNA FOSA 10 O 12 PERSONAS HUIDAS DE LA PRISIÓN DEL MONTE EZKABA
EP – MIÉRCOLES, 20 DE ENERO DE 2016 
PAMPLONA. Miembros de la Sociedad de Ciencias Aranzadi han comenzado esta mañana las labores de prospección, localización y, en su caso, exhumación de los restos de un grupo de personas que podrían haber sido enterradas en una fosa en el concejo de Olave (Oláibar).
La información existente al respecto indica la posible ubicación en un paraje cercano al cementerio de una fosa con los restos de 10 o 12 personas asesinadas en 1938 tras su huida de la prisión del monte Ezkaba, por lo que el Ayuntamiento de Oláibar y el concejo de Olave manifestaron al Gobierno de Navarra, a través de la Dirección General de Paz, Convivencia y Derechos Humanos, su interés en localizar y exhumar a este grupo de desaparecidos.
La intervención, ha explicado el Gobierno de Navarra a través de un comunicado, cuenta con la autorización del Servicio de Patrimonio de la Institución Príncipe de Viana.
La actuación se enmarca dentro de las acciones impulsadas por el Gobierno de Navarra en el ámbito de la memoria histórica con el objetivo de dar respuesta a las reclamaciones de verdad, justicia y reparación de los familiares de víctimas de la represión de 1936.
En este sentido, y como ya ocurrió en el caso de las exhumaciones realizadas el pasado mes en Ibero, el Ejecutivo reitera su voluntad de colaborar con las distintas entidades locales, “buscando el máximo consenso e implicación de todas las partes”.
_pat3213memoria_26348_1Jimi Jimémez, Lourdes Errasti y Francisco Etxeberria, de Aranzadi, inspeccionan los restos. (Patxi Cascante)