dimecres, 20 de gener de 2016

Paterna empieza a retirar más de 200 placas falangistas de las viviendas de protección social.


http://www.lasprovincias.es/horta-morvedre/201601/19/paterna-empieza-retirar-placas-20160119002427-v.html



  • Diez operarios de la brigada municipal eliminan de los portales el yugo y las flechas para colocar nuevos escudos de la Villa

  •  Descolgado. Un operario de la brigada retira una de las placas del Instituto Nacional de la Vivienda. :: lp
 La nueva. Uno de los carteles retirados y detalle de la nueva placa, con el escudo de la Villa y la referencia al tipo de vivienda. :: lp
    Descolgado. Un operario de la brigada retira una de las placas del Instituto Nacional de la Vivienda. :: lp La nueva. Uno de los carteles retirados y detalle de la nueva placa, con el escudo de la Villa y la referencia al tipo de vivienda. :: lp


Paterna borrará en los próximos días los últimos vestigios falangistas que quedan en las fachadas de las fincas de protección oficial, mediante la retirada de más de 200 placas informativas de la época.
Una decena de operarios de la brigada municipal está eliminando de los portales, desde la semana pasada, estos distintivos colocados durante el periodo franquista por el Instituto Nacional de la Vivienda para reemplazarlos por placas en las que aparece el escudo de la Villa de Paterna.
Para llevar a cabo estos cambios, los operarios se están desplazando a estos edificios para desatornillar las viejas placas metálicas y colocar la placa sustitutiva con el escudo del municipio, de forma que las comunidades de vecinos mantengan así el distintivo de vivienda protegida.
La concejal de Infraestructuras, Nuria Campos, ha resaltado la «importancia de estas actuación, que permitirá eliminar del municipio los dos centenares de placas con simbología franquista que quedan de las 350 que había inicialmente», al mismo tiempo que ha recordado que, con esta medida, «cumplimos en su totalidad la moción del 28 de marzo de 2011, en la que se aprobaba quitar estas placas, y con la Ley de Memoria Histórica».
El ayuntamiento había realizado varios requerimientos a las comunidades de vecinos afectadas para la retirada de las placas. La última de estas notificaciones se efectuó antes del verano y solicitaba a dichas entidades que pasaran por el consistorio a recoger las nuevas. «Sólo unas pocas lo han hecho e, incluso, no todas han llevado a cabo la sustitución».
No demorar más el asunto
Por ello, el consistorio ha decidido encargar a la brigada de obras que se haga cargo del cambio de placa en los edificios en cuestión. «Para asegurar una efectiva y completa sustitución de estas placas y para no demorar más en el tiempo esta actuación, desde el equipo de gobierno socialista hemos decidido tomar la iniciativa y que sea la propia brigada municipal, y no la comunidad de vecinos, la que retire la placa antigua de los patios y coloque la nueva».
Según señala Campos, «hemos decidido tomar la iniciativa y que el consistorio reponga las placas para eliminar de los edificios de Paterna, de una vez, las últimas referencias a la dictadura franquista y cumplir íntegramente con la moción de 2011 y la Ley de Memoria Histórica».
El anterior gobierno del PP comenzó a retirar, en noviembre de 2014, las primeras placas, tras el acuerdo auspiciado por el Ateneo Republicano de Paterna que reclamaba la eliminación de los casi 350 carteles metálicos con simbología franquista de edificios protegidos. El trámite arrancó tres años después de iniciarse el expediente, al dirigir peticiones formales a las comunidades de vecinos.
Paterna retiró el pasado mes de diciembre los retratos de los alcaldes que colgaban en el hemiciclo tras aprobar, a raíz de una moción de EU, suprimir los cuadros de los primeros munícipes investidos durante la dictadura y los de aquellos no elegidos por las urnas. Sin embargo, el ejecutivo socialista decidió retirar «de forma provisional» a los 27 alcaldes que han gobernado Paterna desde hace más de un siglo, a la espera de conocer los informes de los habilitados nacionales y del cronista para determinar qué representantes deben volver a estar en el hemiciclo paternero sin vulnerar la ley ni la decisión tomada por la corporación.