divendres, 29 de gener de 2016

El Ayuntamiento de Gijón pone trabas a la retirada de la simbología franquista de la ciudad.


http://www.asturias24.es/secciones/gijon/noticias/el-ayuntamiento-de-gijon-pone-trabas-a-la-retirada-de-la-simbologia-franquista-de-la-ciudad/1454008302



Una resolución municipal señala que no tiene competencia para iniciar ese tipo de actuaciones // El abogado de FAMYR replica que su obligación es exigir la retirada de los emblemas

La campaña iniciada por la Federación Asturiana Memoria y República (FAMYR) para conseguir la retirada de la simbología franquista de las ciudades y pueblos asturianos no ha tenido buena acogida en Gijón. El Ayuntamiento tira balones fuera y se declara incompetente para tomar esa decisión al tratarse de monumentos y placas que se muestran en edificios que no son de titularidad municipal. Desde la asociación critican la actitud municipal y aseguran que sí tienen potestad para exigir su retirada.
En el escrito remitido al Ayuntamiento, FAMYR detalla tres símbolos franquistas existentes en la ciudad. Concretamente, uno en el colegio Julián Gómez Elisburu, el monumento a los fallecidos en el asalto al cuartel de Simancas, actualmente colegio de la Inmaculada, y un escudo que preside la Universidad Laboral.
En los fundamentos de derecho de la resolución, al Ayuntamiento señala que "la competencia en materia de enseñanza le corresponde al Principado de Asturias", al igual que "la propiedad de la Universidad Laboral". Además, recoge que "el monumento a los héroes del cuartel de Simancas se encuentra en una parcela que no es de titularidad municipal, como tampoco lo es el propio monumento".
Con estos argumentos, resuelve "inadmitir" a trámite la solicitud de FAMYR por ser el objeto de la petición "ajeno a las atribuciones de este Ayuntamiento". Por último, el escrito señala que el Ayuntamiento dará "traslado de la solicitud al Principado al ser la Administración Pública competente".
Reacciones de FAMYR
La decisión del consistorio no ha sentado bien a FAMYR. El abogado de la asociación, Eduardo Ranz Alonso, considera que aunque la simbología sobre la que se solicita su retirada no se encuentre en suelo propiedad del Ayuntamiento de Gijón, “los ayuntamientos tienen la potestad de requerir a cualquier institución el cumplimiento de la ley y a solicitar, en este caso a la Universidad Laboral o Consejería, su retirada".
Respecto a la elaboración de un catálogo que recoja todos los elementos de simbología franquista, Ranz explica que "la jurisprudencia ya ha dicho que es una labor de los municipios. Además de los juzgados y Tribunales, también lo han dicho las Cortes de Castilla y León y la misma respuesta del Principado de Asturias".
En resumen, el abogado de FAMYR señala que las obligaciones de los ayuntamientos en materia de retirada de simbología franquista son "la elaboración de un catálogo y la retirada de la simbología". En su opinión, el Ayuntamiento de Gijón "con su inacción", está "retrasando el cumplimiento de la Ley de Memoria histórica y, con ello, solucionar un problema que tras 40 años de democracia se sigue sin arreglar".